Páginas relacionadas

Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Prevención de la obstrucción de las vías respiratorias

Dado que la mayoría de los casos accidentales de estrangulamiento, ahogo y asfixia en los niños suceden en el hogar, los padres deben ser muy prudentes para que su casa sea un lugar seguro para sus hijos. Una medida preventiva que se puede tomar es aprender a realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) en los bebés y los niños, y conocer las prácticas de primeros auxilios antes de que ocurra un accidente. Las siguientes son otras sugerencias:

  • Supervise siempre a los niños pequeños cuando estén comiendo. Asegúrese de que estén sentados cuando tienen comida en la boca. No les permita caminar ni correr mientras comen.

  • Mantenga fuera del alcance de los niños los objetos pequeños que pueden causar asfixia. Revise debajo de los muebles o entre los almohadones que no haya objetos de este tipo, entre ellos, monedas, canicas, pilas de relojes, botones y capuchones de bolígrafos o marcadores.

  • Piense en la posibilidad de comprar un medidor de piezas pequeñas para determinar qué objetos conllevan riesgo de ahogo.

  • Asegúrese de que su hijo juegue con juguetes adecuados para su edad.

  • Revise frecuentemente los juguetes para ver si están dañados.

  • Tenga en cuenta que la comida causa más de la mitad de las obstrucciones de las vías respiratorias. Evite que los niños menores de 4 años coman o mastiquen lo siguiente:

    • Perros calientes

    • Frutos secos y semillas

    • Trozos de carne o de queso

    • Uvas enteras

    • Caramelos duros o pegajosos

    • Palomitas de maíz

    • Trozos de mantequilla de cacahuate

    • Trozos de verduras crudas

    • Chicle

  • Quite los cordones de las capuchas y los cuellos de la ropa de abrigo de los niños pequeños.

  • No permita que los niños usen collares, bolsos, bufandas ni ropa con cordones mientras están en las áreas de juegos infantiles.

  • Ate o corte todos los cordones de las persianas y las cortinas.

  • No cuelgue por encima de la cuna ningún objeto que tenga cuerdas o cintas que midan más de 7 pulgadas (18 centímetros) de largo.

  • No permita que los niños menores de 6 años duerman en parte superior de las literas, ya que, si se caen, pueden estrangularse o asfixiarse.

  • No permita que su hijo juegue sobre un puf relleno con bolitas de poliestireno, puesto que, si el puf se rompe, el niño puede inhalar las bolitas y ahogarse.

  • No permita que los niños pequeños jueguen con pistolas de juguete. Las flechas, los dardos o las municiones pueden conllevar un riesgo de ahogo si se disparan dentro de la boca de un niño.

  • Recuerde desechar los envoltorios plásticos de los juguetes, dado que un niño pequeño puede asfixiarse con ellos.

Los bebés y el sueño

Se debe acostar a los bebés boca arriba en sus cunas para disminuir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). En esta posición también se reduce el riesgo de ahogo. Esto se debe a que, al principio, a los bebés puede resultarles muy difícil levantar la cabeza si están boca abajo. La cuna debe estar fabricada de acuerdo con las normas de seguridad nacionales, y tener un colchón firme y plano. No ponga ropa de cama con relleno, juguetes ni otros elementos mullidos, como almohadas y edredones en la cuna del bebé.

Cómo reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) y de otros tipos de muerte relacionadas con el sueño

Aquí se incluyen las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) sobre cómo reducir el riesgo de SMSL y las muertes relacionadas con el sueño desde el nacimiento hasta el primer año: 

  • Asegúrese de que su bebé esté vacunado. Un bebé que ha recibido todas sus vacunas puede tener menos riesgo de sufrir el SMSL.

  • Amamante a su bebé. La AAP recomienda darle a un bebé solo leche materna durante por menos 6 meses.

  • Acueste al bebé boca arriba para dormir por la noche o para las siestas hasta que tenga 1 año. Esto disminuye el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante, de aspiración y de asfixia. Nunca ponga al bebé de costado ni boca abajo para dormir. Si el bebé está despierto, acuéstelo un rato boca abajo mientras lo está vigilando, a fin de reducir las probabilidades de que el niño tenga la cabeza plana.

  • Hable siempre con el proveedor de atención médica de su bebé antes de elevar la cabecera de la cuna si al bebé le diagnosticaron reflujo gastroesofágico (ERGE o ardor estomacal).

  • Ofrézcale al bebé un chupón para dormir, si no se amamanta. Si se está amamantando, no le ofrezca un chupón hasta que la lactancia esté bien establecida.

  • Use un colchón firme (cubierto con una sábana bien ajustada) para que no haya espacios entre el colchón y el costado de la cuna, el corralito o el moisés. Así se disminuye el riesgo de atrapamiento, sofocamiento y SMSL.

  • Comparta su habitación, en lugar de compartir su cama con el bebé. Si acuesta al bebé en la cama con usted, se incrementa el riesgo de estrangulamiento, asfixia, atrapamiento y SMSL. No se recomienda que los gemelos ni otros hermanos mellizos compartan la cama. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los bebés duerman en la misma habitación que sus padres, cerca de su cama, pero en una cama o cuna separada que sea apropiada para el bebé. Este arreglo para dormir es lo ideal durante el primer año, pero debe mantenerse al menos durante los primeros 6 meses.

  • No ponga a dormir al niño en un asiento para bebés, asiento para el automóvil, cochecito, moisés ni columpio para bebés. Estos pueden obstruir las vías respiratorias o provocar el sofocamiento del bebe.

  • No ponga a dormir al bebé en un sillón ni un sofá, ya que esto aumenta el riesgo de muerte, incluido el SMSL.

  • No consuma drogas ilegales ni alcohol, ni tampoco fume durante el embarazo ni después del parto. Mantenga a su bebé alejado de las personas que estén fumando y de los lugares donde otros estén fumando.

  • No abrigue demasiado al bebé con mantas o con ropa, ni le cubra la cara ni la cabeza. Esto evitará que su temperatura aumente demasiado, lo que reducirá el riesgo de SMSL.

  • Asegúrese de que el espacio entre las barras de la cuna no supere las 2⅜ pulgadas (6 centímetros), de modo que el bebé no quepa entre ellas.

  • No use ropa de cama suelta ni objetos mullidos (chichoneras, almohadas, edredones, mantas) en la cuna ni el moisés del bebé, a fin de evitar la asfixia, el estrangulamiento, el atrapamiento o el SMSL.

  • No use monitores cardiorrespiratorios ni dispositivos comerciales (almohadas en forma de cuña, posicionadores y colchones especiales), para ayudar a disminuir el riesgo de muerte súbita del lactante y otros tipos de muerte infantil relacionadas con el sueño.

  • Siempre coloque la cuna, el moisés o el corralito para jugar es áreas libres de peligros, donde no haya cordones colgando, cables ni cortinas, para reducir el riesgo de estrangulamiento.  

Revisor médico: Eric Perez MD
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 11/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About StayWell | StayWell Disclaimer